Alternativas a las Pajitas de Plástico

Pajitas de plástico son destruidas por una mujer en actitud de protesta

El planeta está repleto de pajitas de plástico. ¿Será posible encontrar un material alternativo para fabricarlas?. En todas partes del mundo es común usar pajitas desechables, sin considerar el grave daño que el plástico le ocasiona a la naturaleza. Toneladas de pajitas que tardan cientos de años en biodegradarse, están por todas partes como un montón de basura, matando a millones de animales terrestres y acuáticos, que las confunden con comida. Es urgente exigir alternativas diferentes al plástico para fabricar pajitas biodegradables, ya sean reutilizables o descartables.

Entonces: ¿Qué usar en lugar de plástico para fabricar pajitas? Esta pregunta tiene un buen número de respuestas muy creativas. Desde papel hasta acero inoxidable, son varios los materiales alternativos que ya se están utilizando en muchos países para sustituir a las populares y contaminantes pajitas de plástico. Aquí les presentamos algunas de las más elegantes y divertidas.

Las mejores alternativas en pajitas ecológicas

1.- Pajitas de fibra vegetal: Son la alternativa más inteligente, debido a que cumplen cabalmente su labor higiénica y pueden desecharse sin contaminar. Se consiguen de papel hecho con fibra de caña de azúcar combinada con almidón de maíz que les brinda cierta impermeabilidad y resistencia. Incluso pueden utilizarse pigmentos naturales en su fabricación para satisfacer todos los gustos.

Las pajitas de fibra vegetal se están fabricando cada vez con más entusiasmo en varios países de Europa. De hecho existe una reñida competencia por lograr la mayor durabilidad dentro de los líquidos. Esta característica es justamente la que más se considera al momento de elegirlas por parte de los consumidores. Han demostrado además ser igual de prácticas, tanto en bebidas frías como calientes.

2.- Pajitas comestibles: De lujo! Te lo imaginas? Luego de tu bebida, te comes la pajita y ya no hay nada que arrojar al cesto de la basura. La composición de estas pajitas se basa en azúcar, almidón de maíz y gelatina. Ya las están fabricando de varios sabores, por ejemplo fresa o cereza. Son todo un éxito tanto en fiestas infantiles, como en bares o restaurantes que las sirven en tragos y cocteles. Lo único que no garantizan es su durabilidad sumergidas en líquido por largo tiempo, así que; A comerla pronto.

También te sorprenderás al saber que existen pajitas de manzana. En el segmento de pajitas comestibles no solo son las más duraderas, sino que además se pueden fabricar libres de azúcar. Son un fino y elegante complemento gourmet para la ocasión apropiada.

Pero lo más sencillo, neutral y refrescante que te recomendamos aquí es una pajita de hielo. Sin duda las más económica y saludable. Cualquiera puede hacerla ingeniándose un molde, agua y al congelador.

3.- Pajitas de hueso de aguacate: Este es uno de los productos mas originales y creativos del mercado. Las pajitas biodegradables de hueso de aguacate, sencillamente por estar hechas a base de esta semilla, no solo pueden regresar al medio ambiente sin causar daño alguno, sino que además contribuyen a nutrir la tierra de huertos y jardines al ser descartadas.

Se ha comprobado también que estas pajitas de hueso de aguacate no afectan en lo absoluto el sabor ni el olor de las bebidas. Son resistentes tanto al frio como al calor y si se les compara directamente con una pajita de plástico terminan siendo igual de eficientes, sin sus efectos nocivos.

4.- Pajitas de acero inoxidable: Muchos podrían pensar que esta alternativa es extrema para sustituir a la pajita de plástico. Habría que tener mucho cuidado con su lavado y pulcra presentación. Sin embargo, pensándolo bien, puede convertirse en un objeto de uso cotidiano como un cubierto mas. En países del cono sur americano se acostumbra a consumir un tipo de té llamado yerba mate y normalmente se hace con una especie de pajita metálica.

Algunas empresas ya están produciendo masivamente pajitas de acero inoxidable de varias medidas y formas. Es una opción no descartable y de seguro tendrá muchos otros usos en el hogar.

5.- Pajitas de vidrio: No es nada nuevo este invento. Ya se han visto tubos de vidrio para conducir líquidos en todos los laboratorios. Quizá será un poco extraño verlas en un restaurant o en casa, pero tratándolas con el respectivo cuidado le darán a la mesa un toque muy original. Además, siempre el vidrio, muy limpio, transmite esa sensación de pureza que tanto agrada a la hora de comer o beber.

Estas pajitas de vidrio tienen la particularidad de presentarse en su mayoría con una ligera curvatura. Esto se hace con el fin de que quien la usa no tenga que inclinar el vaso o recipiente. Esta forma implica además que su almacenaje se haga con mucha delicadeza.

6.- Pajitas de bambú: Sin duda en el bambú se encuentra una solución que rápidamente se está convirtiendo en tendencia. Las pajitas de bambú vienen incursionando con fuerza en el mercado, sobre todo en ambientes y establecimientos que quieren promover un gusto por lo fresco, campestre y natural.

Son 100% ecológicas y con estas pajitas de bambú se logra el equilibrio perfecto entre su tiempo de vida útil, sus alternativas para ser reutilizadas y su final descarte, pues su regreso a la naturaleza no ocasiona consecuencias negativas. Una pajita de bambú, dependiendo de su diámetro y longitud, puede ser utilizada por varios meses, hasta un par de años. Deben limpiarse internamente con un delgado cepillo cilíndrico, dejar secar al aire libre y guardar en un lugar fresco, pero libre de humedad.

En la actualidad hay empresas que se dedican a ofrecer estas pajitas de bambú incluso con logos y añadidos que refuerzan la imagen corporativa de los establecimientos. Lo interesante es que este trabajo de personalización de la pajita se hace a través del grabado, con lo cual ni siquiera hay que usar tinta.

7.- No usar pajitas: Así de simple, si la pajita sigue siendo de plástico, entonces no la uso. Es evidente que usamos pajitas por una razón de higiene mas que por pura comodidad o estética. Si logramos asegurar condiciones sanitarias adecuadas en el manejo de los recipientes que usamos para bebidas, entonces progresivamente podemos dejar de usarlas en todas partes.

Así como las bolsas de plástico o tantos implementos que ya están quedando en desuso, las pajitas muy pronto estarán también fuera del mercado, si todos apoyamos ideas alternativas a su utilización. De hecho, varias franquicias y cadenas de restaurantes están haciendo alianzas con fabricantes de pajitas ecológicas, lo cual contribuye a que la pajita de plástico sea tan solo un mal recuerdo.

La pajita de PLA, sigue siendo de plástico

Muchas hablan ahora sobre la fabricación de pajitas de PLA, como la solución al problema. Si bien es cierto que este material se biodegrada a un ritmo más adecuado para el medio ambiente, sigue siendo un polímero. En su composición siempre se integra por lo menos un 30% de plástico inorgánico para lograr su consistencia.

Por lo tanto proponer pajitas de PLA, prácticamente es más de lo mismo. Hay muchas otras opciones que de seguro pueden aportar salidas al grave problema de la acumulación de plástico en el planeta.

shares